Seguridad

El concepto integral de seguridad de Mercedes-Benz divide la seguridad vial en cuatro fases:

Pocos campos de trabajo estimulan tanto a los ingenieros de Mercedes-Benz como la investigación en nuevas tecnologías de seguridad. Ya en los años cincuenta establecieron un primer hito en la búsqueda de la seguridad integral con la creación del habitáculo de seguridad indeformable, inventado por Béla Barényi. En la actualidad no es sino una pieza más dentro del concepto integral de seguridad que aproxima a los vehículos de Mercedes-Benz a nuestro objetivo prioritario: una conducción sin accidentes.


La disponibilidad de un equipo depende del motor y la configuración elegidos. Encontrará estos detalles en la información del equipamiento correspondiente.


Fase 1: conducción segura.

La mayoría de los accidentes empiezan mucho antes de que se produzca una colisión: una distracción, falta de visibilidad o un peligro imprevisto. El concepto de seguridad de Mercedes-Benz contribuye a que los viajes sean seguros con numerosas medidas que favorecen una conducción relajada en condiciones normales y le pueden ayudar a enfrentarse con éxito a situaciones críticas.

Piloto automático de distancia DISTRONIC (opcional)
Luces de carretera automáticas (opcional)
Luz de freno adaptativa, intermitente
Sistema de alerta por cansancio ATTENTION ASSIST
Sistema de frenos ADAPTIVE BRAKE con función HOLD, ayuda al arranque en pendientes, llenado anticipado y función frenos secos al conducir bajo la lluvia
Programa electrónico de estabilidad ESP®
Asistente dinámico en curvas ESP®
Intelligent Light System (opcional)
Faros LED High Performance
Control de la presión de los neumáticos
Cámara de marcha atrás con líneas auxiliares dinámicas en la pantalla (opcional)
Control de ángulo muerto (opcional)
Asistente para señales de tráfico (opcional)

Fase 2: ante un peligro.

Mercedes-Benz es sinónimo de seguridad en la conducción. Por ello, nuestros vehículos pueden asistir a los pasajeros también en situaciones críticas de marcha. Para que prácticamente todos los viajes sean buenos.

Servofreno de emergencia activo
Sistema antibloqueo de frenos (ABS)
Sistema de control de tracción (ASR)
Servofreno de emergencia BAS

Fase 3: en caso de accidente.

Los automóviles de Mercedes-Benz disponen de numerosos sistemas de seguridad para evitar accidentes. Pero, si sucede algo, pueden activarse medidas de seguridad para protección de los ocupantes.


Airbags para conductor y acompañante
Desconexión automática del airbag del acompañante (opcional)
Fijación ISOFIX para silla infantil en la parte trasera con TopTether
Airbag de rodillas para el conductor
Airbags laterales para conductor y acompañante (airbag combinado de tórax y cadera)
Airbags laterales para las plazas traseras (izquierda y derecha) (opcional)
Windowbags

Fase 4: tras un accidente.

A fin de reducir los daños derivados de un siniestro y facilitar la evacuación de las personas afectadas entran en acción diversas medidas en función del tipo y la gravedad de la colisión:


  • Máxima protección posible: Puede desconectarse automáticamente el motor y puede interrumpirse la alimentación de combustible.
  • Llamativo alumbrado: los intermitentes de advertencia y el alumbrado interior de emergencia se pueden encender automáticamente para evitar posteriores accidentes y facilitar la búsqueda del vehículo accidentado.
  • Buenas opciones de escape: Las puertas se pueden desbloquear automáticamente.
  • Línea de asistencia: Si se produce un accidente o si el vehículo sufre una avería, es posible establecer automáticamente la comunicación con una central de asistencia mediante el sistema de llamada de emergencia Mercedes-Benz en combinación con un teléfono móvil acoplado.

Tras un accidente cada segundo cuenta para el rescate de los ocupantes del vehículo. Partiendo de esta premisa y mediante una innovación pequeña pero eficaz, Daimler ha dado con una fórmula para poner con rapidez a disposición de los equipos de salvamento detalles constructivos específicos del vehículo en el mismo lugar del accidente. Los adhesivos con el código QR se colocan en la tapa del depósito de combustible y en el montante central del lado opuesto del vehículo. Estos adhesivos pueden reequiparse de forma sencilla y se colocan de serie en todos los vehículos nuevos. Si es necesario intervenir después de un accidente, los cuerpos de salvamento escanean el código QR utilizando un smartphone o una tableta y tienen acceso rápido y fiable a la ficha correspondiente del vehículo, que facilita las tareas de rescate.[1]


Más información sobre el rótulo adhesivo para equipos de salvamento

El Manual para equipos de salvamento desarrollado por Mercedes-Benz como material de información para los cuerpos de rescate está disponible en Internet en varios idiomas.

Guía para servicios de salvamento (página web de Daimler AG)

  • [1] Requisito: se precisa una conexión a Internet.