Tracción integral

Distribuye la fuerza ahí donde es necesaria.

Lluvia, nieve, diversos pavimentos en la calzada... Las situaciones imprevisibles le plantean exigencias muy elevadas como conductor. La tracción integral de la Clase B le ayuda a afrontar estas situaciones y acopla automáticamente la tracción del eje trasero en función de la demanda, siempre que la capacidad de tracción del eje delantero llega a sus límites.


La disponibilidad de un equipo depende del motor y la configuración elegidos. Encontrará estos detalles en la información del equipamiento correspondiente.


4MATIC
Sistema de control de tracción (ASR)
Programa electrónico de estabilidad ESP®