Diseño

Presencia imponente.

Existen muy pocas personas capaces de ser el centro de atención allá donde vayan. Y también existe el GLS de Mercedes-Benz. Es capaz de tomar posesión de su entorno con su mera presencia. El frontal con resaltes irradia fuerza y aplomo, mientras que su inconfundible silueta derrocha personalidad. Y la zaga poderosa pone el broche de oro.


Exterior: dominante, plácido, inconfundible.
Interior: detalles de calidad para una presencia lujosa.