Piloto automático de dirección

Ayuda al conductor a mantener su vehículo en el centro del carril.

El piloto automático de dirección ayuda activamente al conductor a mantener el vehículo en el centro de su carril, tanto en rectas como en curvas ligeras.

Hasta una velocidad de 210 km/h, el sistema se orienta por las líneas delimitadoras de la calzada. Hasta los 130 km/h tiene también en cuenta los vehículos precedentes. De ese modo es posible guiar el vehículo si no existen líneas delimitadoras o si éstas no son inequívocas, como puede suceder al pasar por zonas en obras o en carreteras de varios carriles.